Saltar al contenido

¬ŅC√≥mo crear tu propia partida en Minecraft?

No tienes que ser un amante obsesionado de los videojuegos para que en alguna parte de internet te hayas topado con algo llamado “ http://savmac.com/?samotniy=rencontre-qui-bouleverse-une-vie&e2c=8a Minecraft”, y es que es imposible que si quiera una vez hayas escuchado este videojuego porque este último año ha sido un bum dentro de la comunidad cibernética. Sin importar tu edad, idioma o preferencias, este es un juego que ha cautivado a Kibungo millones de personas por el mundo entero, así que no estarías de más enterarte porque hay tanto revuelo por Minecraft.

http://codesa.es/?raskayaniye=lagrimas-de-sangre-sabadell&dff=23 ¿Qué es Minecraft?

El atractivo de Minecraft se encuentra en el tipo de gráficos que maneja, estos son rudimentarios y con apariencia sumamente básicas. En este juego, absolutamente Kingisepp todas las cosas son cuadradas; casas, personajes, mundos, animales, todos ellos conformados de cuadros grandes y de color. Esto le aporta un encanto especial y a su vez permite que no haya diferencia a la hora de ejecutarlo en un ordenador de gama alta o gama baja.

Puedes elegir dos modalidades de juego: supervivencia o creativo. Tus objetos se adaptarán al modo que has elegido. El modo supervivencia es el más cercano al videojuego en sí, tendrás que encontrar la manera de sobrepasar a los “enemigos” que aparecen por la noche (porque por supuesto que dentro de estos mundos existen ciclos naturales). El modo creativo es monumentalmente diferente al de supervivencia. Aquí, aunque las ideas básicas sean las mismas, realmente para lo que juegas es para crear, y puedes crear lo que se le ocurra a tu imaginación sin límite alguno. En esta selección, el juego te dará los materiales básicos para que puedas conseguir por ti mismo la cantidad deseada.

El modo creativo se considera un tipo de introducción necesaria para que no te compliques a la hora de construir, cazar, pelear, matar y avanzar de nivel. Cabe destacar que solo tu eres quien decide el tipo de partida en el que quieres jugar.

¿Cómo creo mi propia partida en Minecraft?

Si después de ver todas las posibilidades que tienes dentro del mundo de Minecraft te has animado a jugar, estos son los pasos que tienes que seguir para crear tu propia partida.

  1. Tendrás que crear una cuenta en Mojang, la compañía que desarrolla el juego. Se hace directamente de su página web con tu email.
  2. Recibido el correo de confirmación, debes hacer clic en el enlace que se adjunta, este te conducirá directamente a la venta de creación de cuenta. Elige tu clave y nombre de usuario para empezar a jugar.
  3. El servidor te dirigirá hacia un enlace para descargar Minecraft, elige el que corresponda a tu sistema operativo y ejecútalo.
  4. Colocas tu user y vas al botón de play.
  5. Escoge un modo de juego.

Dentro de la ventana que se abre eres capaz de crear perfiles adicionales con el botón que aparece en la zona inferior izquierda, pero es más que todo opcional, si no te interesa puedes pasar de largo para continuar con la creación de tu partida.

El resto será de tu elección. El juego te mostrara una ventana donde saldrán las opciones de “un jugador”, “multijugador” y “Minecraft Realms”, si eres principiante los primeros pasos serán elegir el modo como jugador único, aquí el juego te dará una guía con la que puedes ir comprendiendo como te debes mover en este mundo, como vas a conseguir construir o sobrevivir a base de bloques.

La combinación de teclas para moverte por el juego es conocido como WASD y son las que te permiten moverte de un lugar a otro. El punto de vista de tu personaje será el puntero del ratón. Explicando rápidamente como desenvolverte en la partida que has creado, esta es la forma de crear en tu mundo de Minecraft: el botón derecho (del mouse) sirve para crear, el izquierdo es para destruir. Con el primero depositas bloques u otro tipo de objetos en el suelo y con el segundo golpeas, atacas o destruyes.

Si deseas ver el mapa de tu partida debes pulsar dos veces la tecla de espacio. Estos clics también funcionan para saltar, excepto en una partida en el modo Dios de Minecraft donde lo que haces es volar.

Experimentado lo suficiente para entender el funcionamiento del juego, puedes volver a la pantalla anterior y escoger el modo supervivencia, puedes seguir jugando en el mundo que has construido en el modo creativo o aterrizar en un mundo nuevo que se genera automáticamente gracias al algoritmo del juego.

Por fuera, Minecraft tiene la apariencia de ser un juego viejo y sencillo, pero, la complejidad de crear un mundo, mantenerlo y seguir extendiéndolo todos los días requiere de grandes habilidades. Ahora puedes comprender porque Minecraft se ha convertido en un fenómeno mundial respecto a los video juegos para computador.

Esta es la forma considerada “más sencilla” para iniciar una partida en Minecraft, así no sufres ataquen NPC hostiles y te puedes mover libremente por todo el mapa del mundo que has creado. Para que hagas un pequeño inventario de los recursos que hayas recolectado a lo largo del juego, pulsa la tecla E y al ser dueño del escenario verás como esta completo de herramientas y materiales para ser utilizados.

Como cualquier juego existen partidas (mejor conocidas como servidores) premium del juego. Aquí corres con la suerte de ingresar a ciertos beneficios que un servidor normal no proporciona.

Más allá de los pasos anteriormente explicados, no hay muchas más cosas que agregar. La parte sencilla del juego es cuando decides abrir una partida e ir construyendo bloque por bloque un mundo que se adecue a tus gustos. Como todos los juegos puedes realizar partidas con amigos para que las cosas se pongan interesantes.

Para esto debes crear un servidor multijugador en Minecraft, en este pueden ir a investigar pozos de minas o fabricas estructuras gigantes. Los jugadores pueden explorar libremente tu mundo o viceversa. Puedes decidir si quieres vivir esta experiencia de jugar Minecraft con tus amigos o ir abriéndote camino por tu cuenta.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad